.

.

viernes, 19 de septiembre de 2014

LA EXTRAORDINARIA CARRERA ARTÍSTICA DE CHARLO - PRIMERA PARTE

No pocas controversias ha generado entre historiadores y biógrafos la fecha de nacimiento y el apellido reales de "Charlo". En lo que no existe discusión es acerca de su valía como uno de los máximos exponentes de toda la historia del tango.
Cantor -con seguridad el más importante después de Carlos Gardel- poeta, músico y ejecutante de piano y acordeón, su carrera fue una de las más extensas y exitosas que puedan citarse.
Finalmente, como resultado de confiables investigaciones realizadas a lo largo de muchos años, puede llegarse a la conclusión que nació en la estancia "La Piedad", ubicada entre las estaciones ferroviarias de Guatraché y Avestruces, en la provincia de La Pampa, el 6 de julio de 1906.
Hijo de Carlos Fidel Pérez y de Teresa Urdinola, su padre lo inscribió recién al año siguiente en el registro civil de Puán, con el nombre de Carlos José Pérez, no existiendo ninguna prueba de que su apellido se completara con "de la Riestra", tal como se ha sostenido por mucho tiempo.
De hecho, las partituras de sus primeras composiciones autorales rezan "Carlos José Pérez" y a continuación su seudónimo: "Charlo", con lo cual queda despejada toda duda.



En uno de los tantos reportajes que concedió, habló de su instrucción y de sus comienzos:
"Lo primero que toqué fue el violín, de oído. Después fue la guitarra. Luego, chapurreaba  -más  bien destrozaba- el piano, que era el instrumento estudiado por mis hermanas  mayores. Fue así  como me hicieron estudiar a mí también. 
A los ocho años, mi profesor -yo estudiaba en el Conservatorio Santa Cecilia, de Puán- le dijo a  mi padre que tenía que prepararme para dar tercer año ... Allí seguí hasta que terminé la escuela primaria, a los diez años. Entonces me mandaron a un internado de La Plata, a estudiar el secundario. [...] Pero, una vez en La Plata, nos hacíamos escapadas a Buenos Aires los fines de semana con un grupo de compañeros. Empecé a ir a la radio, a interesarme por cantar. Llegó mi oportunidad en una fiesta de fin de curso, en el cine General Belgrano de la calle Cabildo. Yo acompañé con el piano. Allí estaban presentes los dueños de Radio Cultura, los señores Del Ponte y De Bari. Y me invitaron a mí, junto con otro muchacho, para actuar en su emisora [...]"
Aunque "Charlo" no lo aclara en el reportaje, esto ocurrió en 1924.


 

Charlo en 1924

Al año siguiente, el propietario del sello fonográfico Electra, don Alfredo Améndola, lo llama para grabar discos, realizando veinte grabaciones acompañado por los guitarristas Vicente Spina y Miguel Correa y antes de finalizar el año, el día 14 de diciembre, graba dos temas para la Casa Víctor, siendo éstos los tangos "Costurerita" (matriz BA-722) y "Pobre varón" (matriz BA-723), integrando ambas caras del disco catalogado bajo el número 79617.
Inmediatamente debuta en una revista en el teatro Comedia y el propio "Charlo" así lo recordaba:
"[...] Enseguida debuté en el teatro Comedia en una revista. Fue en 1926, yo ya estudiaba en  Buenos Aires y daba libre en el internado de La Plata. En la obra, cuyo nombre no  recuerdo, estrené mis dos primeros temas: "Pinta brava" y el fox "Pim Pum rataplán", en el  cual me acompañaba en el piano y con las chicas del coro. Era el único tema de la obra que  se bisaba. Allí tuve mi primera frustración: yo anhelaba que se bisara el tango, pero lo que  hacía furor era el fox. Lo escuchaba tanto que le tomé fastidio y lo "castigué": nunca lo  edité. 
 [...] 
 Cuando terminé la temporada en el Comedia, dio la casualidad que se enfermó Azucena  Maizani, primera figura en el Hippodrome, que estaba a una cuadra del Comedia. 
 El propietario de ese teatro, don Vicente Rey, me requirió para que la reemplazara. En  principio no me animé: Azucena era ya una figura consagrada. Pero tanto me insistieron  que acepté. Y me quedé con la duda de lo que haría. [...] Estuve una semana, hasta que la  Maizani se repuso y volvió. Enseguida surgió la ocasión de grabar. [...]
Vino a verme Mauricio Godard a la radio, en donde seguía actuando y me ofreció trabajar  en Discos Nacional. [...] 
Con Roberto Firpo habíamos grabado unos discos que nunca salieron a la venta. Al poco  tiempo, Miguel Bucino vino a buscarme al teatro Porteño, para decirme que Canaro quería  grabar conmigo. Comencé a grabar estribillos con él: me pagaban 30 pesos por cada uno
 [...]
 
                                                                  

                                               
                                                           
                                                Charlo en aquel entonces      

Las prístinas grabaciones de "Charlo" como estribillista de la Orquesta Canaro se efectuaron el 29 de febrero de 1928 y no salieron a la venta. Su primer registro editado correspondió al tango de Luis Bayón Herrera y Raúl de los Hoyos: "Dejá que la gente diga", grabado el 7 de marzo en dos tomas, publicadas ambas (Nacional 4409a/2157 y 2157/1).
Casi simultáneamente fue convocado también por Francisco Lomuto, con cuya orquesta empezó a grabar el 10 de marzo con el registro del tango de Juan Andrés Caruso y Luis Teisseire: "A contramano" (Nacional 7751a/2177). Esta colaboración se extendió hasta 1933, al tiempo que paralelamente iba construyendo su extraordinaria carrera artística como estribillista de y solista con la Orquesta Canaro y también en este último carácter con acompañamiento de guitarras.




Cachadora; tango ("P.Laguna" F. Lomuto) 
Orquesta Francisco Lomuto - Estribillo por "Charlo"
Grabado el 30 de noviembre de 1928
Nacional 7786a/3572-1

video